Visitas y Peregrinaciones


Visite La Histirica Parroquia De Santa Ana De Detroit

¿Necesita una excursion? Santa Ana de Detroit ofrece visitas guiadas por guias para todas las edades y características demográficas. Es una gran parada para cualquier persona interesada en

  • La revitalización del centro de Detroit
  • Impresionante arquitectura neogótica
  • Arte religioso
  • Historia católica y las vidas de los santos
  • Historia de Michigan y Detroit
  • Santa Ana, la madre de María y la abuela de Jesús
  • El Padre Gabriel Richard, líder religioso y cívico que es cofundador de la Universidad de Michigan.

La Parroquia de Santa Ana de Detroit es la segunda parroquia más antigua en operación continua en los Estados Unidos, y nuestra iglesia cuenta con una arquitectura neogótica altísima y los vitrales más antiguos de la ciudad de Detroit. Santa Ana de Detroit es también el lugar de descanso final del Padre Gabriel Richard, un hombre con un legado inigualable en la ciudad y el estado.Se pueden organizar excursiones para escuelas, comunidades de personas mayores, familias, parroquias y otros grupos interesados. Haga clic aquí para obtener un formulario de solicitud de visita.• Los recorridos duran entre 45 y 60 minutos• Donación sugerida de $3 por persona  

Las visitas pueden programarse:

  • Muy cerca de una variedad de restaurantes
  • Amplio estacionamiento para autobuses y autos
  • Lunes a viernes: 9:30 a.m. a 4:00 p.m.
  • Sábados: Disponibilidad limitada
  • Domingos: 11:00 a.m. o 1:00 p.m.Las horas para visitas de cortesía son:

Los martes a las 4:30 p.m.
Los jueves a las 11:00 a.m. 

  • Para obtener más información o para organizar un recorrido o una peregrinación, comuníquese con Danielle Center al 313-496-1701 x14 o danielle.center@steannedetroit.org.
  • Misas privadas para grupos de peregrinación también pueden organizarse para interesados en adorar en la iglesia (grupos de peregrinos, eventos de Mass Mob, Misas étnicas, etc.) El uso de la iglesia es gratuito; toda adoración debe ser de acuerdo con las normas de la Iglesia Católica Romana. Se solicita una ofrenda voluntaria para ayudar en el mantenimiento del Santuario.