Consejos Pastorales


Consejos Pastorales de la parroquia de Santa Ana

El pastor es nombrado por el arzobispo como responsable del bienestar general de todos los feligreses registrados y de aquellos que viven dentro de los límites territoriales de la parroquia. El pastor colabora con el Consejo Pastoral Parroquial y el Consejo Financiero Parroquial como los principales grupos consultivos de la parroquia. Es responsabilidad del pastor supervisar la implementación de las recomendaciones de los consejos por parte del personal pastoral y los grupos parroquiales. Los empleados de la parroquia no son elegibles para ser miembros de ninguno de los consejos.

Consejo Pastoral Parroquial
El Consejo Pastoral es el grupo asesor que ayuda al pastor a determinar la misión general de la parroquia. Un aspecto esencial de esta misión es la evangelización. Esto significa formar feligreses para comunicarse con todas las personas de la comunidad e invitarlos a convertirse en miembros activos de la parroquia. El Consejo Pastoral ayuda a desarrollar el plan estratégico de la parroquia.

El Consejo Pastoral de la Parroquia de Santa Ana consta de 12 personas, además del clero asignado a la parroquia. La membresía cuenta con representantes de los grupos parroquiales y la parroquia en general. El pastor sirve como presidente. Tres personas son seleccionadas por el Consejo Pastoral para servir como presidente, vicepresidente y secretario. El Consejo Pastoral se reúne ocho veces al año.

Consejo Financiero Parroquial
De acuerdo con la ley de la Iglesia, el pastor es responsable de la administración de todos los activos y pasivos que pertenecen a la parroquia.

El Consejo de Finanzas es el grupo asesor que asiste al pastor en la administración adecuada de las finanzas y los bienes materiales de la parroquia.

El Consejo Financiero de la Parroquia de Santa Ana consta de cuatro personas, además del clero asignado a la parroquia. La membresía refleja una diversidad de conocimientos para ayudar al pastor.